LOS ORIGENES DE LOS CEREALES: trigo, mijo, cebada, espelta, centeno, avena, maiz…. | El árbol del pan
Vista móvil Vista ordenador

ACCESO CUENTA

Email o nombre de cuenta
Contraseña
¿Olvidaste la contraseña?

HAZTE CLIENTE

Es gratis y te proporcionará muchas ventajas al enterarte con anticipación de nuestras ofertas y promociones.

El árbol del pan

Obrador artesano de panadería ecológica

| ACCESO CLIENTEdespliega

| HAZTE CLIENTE despliega

carrito despliega

Obrador artesano de panadería ecológica

BLOG

LOS ORIGENES DE LOS CEREALES: trigo, mijo, cebada, espelta, centeno, avena, maiz….

origencereales

Siete son los cereales mayores:

El trigo (titricum) es el rey de los cereales, Asirios y babilonios ya lo cultivaban.

El mijo (Panicum miliaceum) se conocía en Mesopotamia y se cultivaba en China hace 5000 años.

La cebada (Hordeum vulgare) se menciona en el “Libro de los muertos” egipcio y en la Iliada de Homero.

La Avena sativa, que teme el frío y el calor extremos, abunda en las culturas germánicas, tanto para alimentar ganado como para papillas y copos en consumo humano.

El centeno (Secale cereale) parece que procede de las orillas del Mar Muerto y se adapta bien en las tierras más pobres.

El Maíz (Zea mais) proviene de los aztecas. Se extendió en España pero, al carecer de gluten, da unos panes pesados y con regusto ácido lo que reduce su consumo.

El Arroz, no se emplea en pan –salvo panes especiales- por ausencia de gluten (Akizu y Gardoki, 2002).

Entre las infinitas especies vegetales que existen, algunas plantas son capaces de conseguir -como alimento- un gran rendimiento calórico por unidad de superficie cultivada; así ocurre con los cereales, las patatas, la caña de azúcar, etc.  Todas las civilizaciones se han basado, en gran parte, en el cultivo, por lo menos, de uno de estos grandes productores de calorías, y han tenido siempre, como base agrícola, algún cereal.

La palabra cereal proviene de Ceres (Deméter en Grecia), una de las grandes divinidades de la mitología romana, diosa de la Agricultura. En la mitología griega corresponde a Deméter, diosa de los granos y de las cosechas.

 

Hace unos 9,000 años, en el valle del Eúfrates; pueblos cazadores y recolectores descubrieron que si guardaban con cuidado las semillas, éstas eran comestibles casi por tiempo indefinido. Entre los granos que cosechaban había una especie primitiva de trigo que comenzaron a cultivar hace unos 6,000 años. La especie de mayor uso en los países desarrollados es el Triticum vulgare, rico en gluten, una proteína compleja que tiene una propiedad útil: se vuelve elástica cuando se le mezcla con agua.

Las plantas cosechadas han evolucionado tan lentamente a partir de las silvestres que el “hombre” apenas ha sido consciente de sus logros como cultivador de plantas. A lo largo de la historia, el “hombre” ha preferido ver las plantas cultivadas como obsequio de los dioses, más que como objeto de su propia creación. No obstante, el aprendizaje del cultivo de cereales puede considerarse como uno de los hechos más decisivos en la historia de la humanidad. Desde hace muchos siglos, han constituido más del 80% de los alimentos que han consumido nuestros antepasados.

Hasta mediados del siglo XIX en el norte de Europa se elaboraba pan con harina de centeno, porque su resistencia al frío le permite crecer más cerca de los polos de que cualquier otro cereal. Tiene poco gluten y produce un pan de masa densa. La avena cultivada desde la Edad del Bronce, es nutritiva pero no contiene gluten. Se procesa como cereal para desayunar, además de servir de forraje. La avena crece mejor en sitios fríos y húmedos. Un cereal de grano pequeño que crece en sitios pobres es el mijo; una vez molido se prepara como pan sin levadura o se hierve con leche y se come como cereal caliente.

Durante los siglos, los cereales se han cocinado con agua y se sirven calientes como potajes. En 1859 aparecieron los cereales listos para comer, cuando Sylvester Graham , clérigo de Connecticut con ideas avanzadas sobre la salud y los alimentos, presentó un bizcocho seco llamado galleta Graham. Poco después, preparó harina de trigo integral, que en Estados Unidos aún se conoce como harina Graham.

Llevamos 10.000 años sembrando y comiendo cereales. En la excavación de Ohalo II (enclave prehistórico de las costas del Lago Kinneret -Israel datado hace 21.000 años), se han encontrado granos comestibles como trigo, cebada y avena, y restos que indican que se molían y se hacía pan 11.000 años antes (Revista 2000Agro, 2015).

http://www.panaderiasbiologicas.com/

www.lafertilidadelatierra.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© El Árbol del Pan 2014 Diseño: bolaextra.com